El pilar del Rendimiento se centra en el uso eficaz de recursos informáticos para cumplir con los requisitos y la forma de mantener la eficiencia a medida que las demandas cambian y las tecnologías evolucionan.