El tamaño del mercado mundial de esta industria crece ininterrumpidamente y se prevé que sea casi tres veces mayor en el 2025. DevOps es una cultura que se hace cada vez más imprescindible en la actividad empresarial y en su camino hacia la competitividad.

DevOps, una cultura global

DevOps se ha convertido en una cultura del trabajo colaborativo en el desarrollo de software al interior de las corporaciones que promueve la competitividad del sector productivo y cuya penetración marca en números positivos en los cinco continentes.

Según el Global Market Research Plataforma DevOps 2021, elaborado por la consultora 360 Research Reports, el mercado global de esta industria alcanzó en 2020, primer año de la pandemia, un tamaño de 2.590 millones de dólares y prevé que crezca hasta 7.120 millones de dólares en el 2025. Esto significa que registrará un alza anual a una tasa compuesta del 15,5 por ciento durante todo el lustro.

El informe remarca que, en los próximos 5 años, “el mercado de DevOps se ve muy positivo y pronosticando un crecimiento de dos dígitos y una tasa de adopción más alta a medida que las empresas más grandes comienzan a comprender los beneficios que puede brindar en términos de reducción de costos y agilidad”.

DevOps, una tendencia más allá del ámbito tecnológico

Además de la expansión numérica, este reporte plantea que DevOps es una tendencia que, va más allá del ámbito tecnológico, y la define como “un cambio organizacional positivo” que se genera en los procesos, una transformación cultural y un esquema que se afianza en aspectos de seguridad y cumplimiento de dicha plataforma.

Este informe que abarca una revisión global a la industria como otros elaborados recientemente coinciden en señalar que DevOps se ha convertido en una cultura de soluciones basadas en la nube que se viene afianzando y empieza a abarcar a todo tipo de empresas.

Y mientras las estadísticas ratifican su expansión y contribución a la competitividad empresarial, este modelo también ha evolucionado y a su alrededor se han generado herramientas que lo hacen más efectivo como el caso de BizDevOps y/o DevOps 2.0. Estas referencias engloban el uso de métricas enfocadas en los clientes que contribuyen a optimizar los procesos.

En otras palabras, el objetivo de su uso es conocer en detalle características y reacciones de los usuarios con el fin de poder valorar el impacto comercial que se producen y de esta forma orientar el enfoque del trabajo de los equipos de desarrollo y operaciones de TI.

Beneficios de la Cultura DevOps

La utilización de esta cultura además de alinear a los equipos de trabajo, ofrecen una serie de beneficios como:

  • La generación de un lenguaje común en los procesos que permite que todos los involucrados sepan lo que ocurre en cualquier situación y de esta manera se pueda proceder más coordinadamente, con agilidad y mayor capacidad de respuesta.
  • La cultura DevOps se trata de un entendimiento compartido, mejora la comunicación y la colaboración entre los equipos de desarrollo, operaciones de TI y el negocio.

Un segundo beneficio, según plantea, tiene que ver con el cambio de mentalidad de los ingenieros y desarrolladores a partir de reforzar atributos como la fuerza y la confiabilidad. En esta dinámica denominada resiliencia, estos profesionales tendrían mayores competencias para enfrentar con éxito la adversidad y sacar adelante cualquier proyecto sin importar las dificultades que este pueda presentar.

Como consecuencia de los dos primeros beneficios, el tercero tiene que ver con el mejoramiento de la capacidad de respuesta de los equipos de trabajo y por ende generar mejores respuestas corporativas y comerciales.

En esencia, Devops es una cultura que se hace cada vez más imprescindible en la actividad empresarial y en su camino hacia la competitividad en los mercados nacionales e internacionales.

¿Está listo para implementar la cultura DevOps en tu empresa? Ponte en contacto, queremos conocer tus retos y necesidades: