Las 7 R’s de Migración, para mover aplicaciones a la nube de AWS

Conoce las Siete estrategias de migración comunes para mover aplicaciones a la nube. Estas estrategias se basan en las 5 R que Gartner identificó en 2011.

¿Por qué migrar a la Nube?

Hay una realidad y es que si las organizaciones no tienen la capacidad de adaptarse rápidamente, se ven impactadas muy fuertemente por factores externos, como por ejemplo, la pandemia. La nube permite esa flexibilidad en términos de cómo la tecnología soporta el negocio. 

Además de contar con la experiencia de ser el apoyo de pequeñas, medianas y grandes organizaciones para migrar sus cargas de trabajo a la Nube de AWS, para Clouxter es importante que obtengas en un periodo de tiempo corto las ventajas comerciales de estar en la nube.

Existen 7 aproximaciones para migrar tus cargas de trabajo a la Nube:

1) Retirar

Se refiere a retirar una carga de trabajo porque es obsoleta o simplemente ha cumplido su ciclo y ya no es necesaria en el entorno de origen. El proceso de migración puede ser justamente ese habilitador para evaluarla y decidir retirarla.

2) Retener

Se decide mantener la carga de trabajo en su entorno de origen. Pueden existir varias razones para no hacerlo. Por ejemplo, cuando una carga de trabajo tiene dependencias con un hardware especializado y no hay razón comercial para migrarlas. La opción es retenerla, mantenerla donde se está ejecutando para que sea viable la operación del negocio. 

3) Reubicar

Reubicar o relocate, hace referencia a que muchas veces las cargas on premise están desplegadas en servidores físicos y se cambia el host físico por un host virtualizado. Implica mover la infraestructura a la Nube sin comprar nuevo hardware, reescribir las aplicaciones o modificar sus operaciones existentes. 

4) Rehospedar o rehost

Se mueve una aplicación que está desplegada en un entorno on-premise sin hacer ningún cambio y se migra para aprovechar las capacidades de la nube. Es un escenario que conocemos como lift and shift,  levantar y mover.

5) Recomprar 

Está el caso en el que algunas aplicaciones ya tienen cierta obsolescencia y se podrían reemplazar por una nueva aplicación. Entonces, se decide cambiar a un producto diferente, como por ejemplo, pasar de una licencia tradicional a un modelo SaaS. Se reemplaza la aplicación por otro tipo que cumpla el mismo objetivo de negocio pero que se pueda desplegar en la nube. El escenario de recomprar se enfoca en esa ejecución.

6) Re-plataforma 

El replatform es un escenario en el cual llevamos la carga de trabajo a la nube pero se introduce algún nivel de optimización para aprovechar las capacidades de la nube. Un ejemplo común, es cuando llevamos una base de datos a la nube. Podríamos llevar una copia de una máquina virtual que tenemos on-premise a la nube y eso sería un rehost pero en replatform podemos tomar nuestra base de datos relacional y lo llevamos a un servicio administrado de base de datos relacional. 

7) Rearquitectar o re-architect

Este es un escenario un poco más sofisticado y que puede tener mayor complejidad porque implica trasladar una aplicación y modificar su arquitectura aprovechando al máximo las características nativas de la nube. Aunque es la que mayor potencial de complejidad conlleva, es la que mayor valor de negocio genera. Al rearquitectar se está inyectando la capacidad de ser más flexibles en la organización y así poder aprovechar los servicios de nube con la posibilidad de ajustarse más rápido a los cambios que se requieren desde la perspectiva de negocio. Entonces, al ser más flexibles, al tener una arquitectura más amigable con la nube se acelera e incrementa el valor de la carga de trabajo y de todo el negocio.

Si requieres apoyo en todas tus iniciativas de migración estamos dispuestos a ayudarte a armar ese camino más efectivo y eficiente para ese proceso. Completa el formulario para conocer mejor tus necesidades👇