La utilización de la tecnología del Cloud Computing, les permite a los diferentes actores de esta industria, almacenar y consultar la información a gran escala, logrando así optimizar la atención de los pacientes, reducir los costos y fortalecer su capacidad de respuesta, entre otros beneficios.

La salud se automatiza con la nube

La industria de la salud no fue ajena al llamado de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (Ginebra 2003 y Túnez 2005) de “explotar las potencialidades de las TIC como motores de desarrollo” y la introducción de mecanismos como los registros médicos electrónicos, entre otros, le permitió dar, en el tiempo reciente, un paso en firme hacia la transformación digital.

Este último año, en el que la pandemia, provocada por el Covid 19, afectó, por ejemplo, el funcionamiento de los servicios para enfermedades no transmisibles en las Américas, según la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud, OPS/OMS2, las herramientas de la Industria 4.0 se convirtieron en estratégicas, para la atención de los pacientes.

Según el estudio elaborado por los mencionados organismos, en muchos países se utilizó la telemedicina para reemplazar la presencialidad en los usuarios y según una publicación de la consultora KPMG “la puerta digital”, resultó ser una de las lecciones principales, para enfrentar con mejores herramientas este tipo de épocas coyunturales.

En esta línea, el manejo de la información, dinámica que en esta industria involucra la atención a los pacientes, la producción de datos de las diversas áreas y la interacción con otras instituciones prestadoras de servicios de salud, los organismos de gobierno y de control, entre otras acciones, requieren ser optimizadas y esto se logra solo mediante la utilización de la tecnología de la nube.

Según Leonardo Suárez, CEO de Clouxter, “los sistemas de salud viven un momento definitivo para el futuro de la humanidad y del uso de tecnologías en la nube, depende el éxito o fracaso de la misión de atender a tiempo y con efectividad a millones de personas en el mundo. El mercado tecnológico ofrece soluciones para ayudar a las instituciones del sector salud en asuntos clave”.

En Estados Unidos, por ejemplo, en donde por ley expedida durante la administración del Presidente Barack Obama, se hizo obligatoria la creación de la capacidad de almacenar, aglutinar y consolidar los datos del sistemas de salud, y la creación del récord médico electrónico, han aparecido productos que ofrecen soluciones efectivas.

Recientemente es el caso del Amazon Health Lake, un servicio que permite a los diferentes actores de la industria -profesionales de la salud, instituciones de atención médica, las compañías de seguros médicos y farmacéuticas- consultar, analizar, comparar y almacenar la información generada a gran escala.

Según Ricardo González, CTO de Clouxter, “dado el volumen, la duplicidad por la existencia de la información en papel como las historias clínicas, los informes de laboratorio, cientifícos, reclamaciones, entre otros, se requiere de una herramienta que haga la estructuración de la información y aleje este problema de los participantes del sector salud”.

Su uso, genera beneficios a la industria como dar una visión completa de la salud conforme a los estándares, la estructuración y normalización de la información, la posibilidad de utilizar herramientas de análisis electrónicos y generar aprendizajes automáticos.

Esta dinámica finalmente genera ahorro de costos, el mejoramiento de la atención de los usuarios y el fortalecimiento de la capacidad de respuesta de las instituciones y sobre todo en la actual crisis sanitaria, en las que avizoran las autoridades mundiales de la salud.